Masajes

Relájate frente al mar

En nuestro hotel boutique queremos que experimentes la relajación y la calma más allá de nuestros servicios e instalaciones. Por eso, hemos creado un listado de masajes para todas aquellas personas que quieran mejorar su salud y su estado emocional.

Nuestros masajes

Todos los masajes tienen una duración de 50 minutos y un precio de 55€.

Cañas de bambú: Masaje oriental armonizante que favorece el equilibrio energético de nuestro cuerpo. Se utilizan diferentes tamaños de caña sobre el cuerpo, haciéndola resbalar suavemente y rodándola. Ayuda a aliviar el agotamiento, mejora la circulación linfática y sanguínea, además ayuda a la renovación celular.

Lomi-Lomi (masaje hawaiano): Este masaje ancestral es de origen polinesio y aporta múltiples beneficios: reduce el estrés, alivia tensiones musculares, estimula la circulación y elimina toxinas favoreciendo el equilibrio físico y mental. Consiste en realizar un masaje rítmico con rigurosos movimientos con manos, nudillos y antebrazos.

Piedras calientes: Antigua técnica oriental basada en el equilibrio energético. Esta terapia combina el masaje con la aplicación sobre la piel de distintas piedras, a distintas temperaturas, reduciendo dolores crónicos y eliminando toxinas mejorando el sistema nervioso.

Velas calientes: Es uno de los masajes más originales por la peculiaridad de su tratamiento, ya que se realiza con aceite solidificado en forma de vela. Al calentarse la vela, su aceite se deja caer por todo el cuerpo realizando un masaje ligero con manos y antebrazos. Es un estímulo para los sentidos a la vez que la piel queda hidratada y nutrida. Equilibra el sistema nervioso y reduce el estrés.

Californiano: Técnica de masaje de relajación con movimientos largos que se desliza sobre aceites perfumados. Con auténticos nutrientes para el organismo: uno se evade a un mundo de bienestar y serenidad.

Kobido (craneofacial): Se conoce como lifting natural. Antiguo masaje japonés que promete un rostro más joven y con mayor luminosidad, enfocado a una superrelajación y estimulación de todos los músculos de la cara. Se hace con un aceite específico para el rostro, realizando masajes ascendentes con los dedos y las manos con diferentes movimientos, terminando con un masaje craneal con ciertas presiones y bombeos.

También te puede interesar...

Síguenos